De la multiplicidad del tiempo; Dr.Keith Moxey

Simposio Internacional de Teoría Sobre Arte Contemporáneo 2012
México, D.F.

Un año más que el Simposio Internacional de Teoría Sobre Arte Contemporáneo (SITAC) se consolida como la plataforma que abre el diálogo y la discusión, entre teóricos, artistas y profesionales de distintas disciplinas, sobre lo que acontece en el arte contemporáneo.

La decima edición del SITAC se encargó de reflexionar acerca del “mañana”, la temática El Futuro: de vuelta a la cuenta larga fue la directriz temática en la que tarde o temprano todos los ponentes convergían.  Fue así como se diseño la “gran obra de arte”[1] dice Shudhabrata Segupta, artista y curador que fue invitado para dirigir esta edición.

El “tiempo” dejó de ser un concepto para convertirse en el personaje crítico, muchos lo culparon por su ambigüedad y otros lo dieron por muerto.

Para mostrar un poco el panorama de las reflexiones que se llevaron a cabo sobre el devenir del arte contemporáneo, el Dr. Keith Moxey, catedrático de Historia del Arte en la Universidad de Columbia, quien se destaca en el campo historiográfico y de la filosofía del arte, presentó la ponencia titulada ¿Cuál es el tiempo de mañana?

Con los pies asentados en la posmodernidad, Moxey abordó el tema del tiempo, ¿Qué es el tiempo? ¿Históricamente cómo se ha estudiado el tiempo? ¿En la posmodernidad qué se entiende por tiempo?

La percepción del tiempo ha cambiado a lo largo de la historia, el ponente hace énfasis en la idea o construcción del  “tiempo” a partir de la modernidad, época histórica en el que conceptos como el de progreso y linealidad iban de la mano. La posmodernidad entró anunciando el fin de la teleología, persigue una finalidad en los procesos o estructuras como el tiempo y la historia: el tiempo no va a ningún lugar.

Al igual qué San Agustín de Hipona en sus confesiones cuando se pregunta  -¿Qué es, pues, el tiempo? Si nadie me lo pregunta, lo sé; pero si quiero explicárselo al que me lo pregunta, no lo sé.[2], el hombre contemporáneo sabe qué es el tiempo pero no lo puede explicar dice Moxey.

En la posmodernidad el tiempo se puede abordar desde diferentes tópicos, el tiempo ha dejado de ser una estructura unitaria para ser una multiplicidad. Se vive en un continuo presente. El desarrollo de las nuevas tecnologías ha abierto la posibilidad de pensar en múltiples realidades, que cada vez toman más importancia en la vida del hombre contemporáneo conforme estas le afectan o determinan situaciones de su realidad primaria por así decirlo.

Nuestro tiempo posee dimensiones y texturas, lo cual rompe con toda la tradición histórica que sigue una cronología lineal, no se puede periodizar la contemporaneidad afirma el Doctor Moxey. La disciplina histórica, como la mayoría de las personas la conoce, ha muerto. El reloj histórico se fragmentó al enfrentase con la heterocronía de la posmodernidad.

Existe una confusión masiva por saber en qué periodo se vive, ya no nos cuadran los periodos históricos, ¿A dónde va la llamada posmodernidad? ¿Qué sigue después?, como se mencionó anteriormente es absurdo aferrarse a un sistema cronológico si la realidad refleja totalmente lo contrario.

El ponente propone una historia anacrónica, que se fundamenta en la múltiple temporalidad. El asentamiento interesante es que podemos encontrar la representación de esta temporalidad en el arte contemporáneo, el tiempo se vuelve una medida, una textura, una vivencia, un concepto en cada obra y se recorre de diferente manera en ellas. La ponencia del Dr. Moxey  abrió las mesas de discusión planteando el eje al que muchos otros teóricos y artistas llegaban más adelante.

En muchas obras contemporáneas nos podemos topar con esta reflexión sobre el “tiempo”, como en la instalación presentada en la 29ª. Binal Internacional de Arte de Sao Pablo por el colectivo indú Rag Media que se titula Escapement, en donde a mi parecer se representan y materializan las palabras de la ponencia de Moxey. En esta instalación el colectivo artístico reflexiona lo siguiente:

Escapement invokes clockwork, emotions, geography, fantasy and time zones to ask what is contemporaneity – what does it mean to be living in these times, in these quickening hours, these accumulating minutes, these multiplying seconds, here, now?[3]

 Escapement. Raqs Media Colective, 2009. Cortesía de PAC Patronato de Arte Contemporáneo

Escapement. Raqs Media Colective, 2009. Cortesía de PAC Patronato de Arte Contemporáneo

El reloj, que es el instrumento creado para marcar el tiempo convencional, lo reconstruyen para cambiar la medida de tiempo establecida que en su origen es una forma de regulación y control social, ellos plantean que el reloj biológico es el corazón y este se manifiesta por medio de los sentidos, la imaginación y las emociones del ser humano, lo cual evidencia esta “multiplicidad”  en que se concibe la temporalidad en el mundo contemporáneo, y no solo eso pues si partimos de manifestaciones corporales que no son mesurables  entonces este reloj no cumple un ciclo. La pulsación del corazón denota la libertad de un eterno presente. [4]

La contemporaneidad va más allá del concepto “tiempo”, es un cambio de la estructura del máximo sistema de representación que es el lenguaje, las inestabilidades de conceptos, como el de tiempo, solo evidencia las prácticas culturales que se están llevando a cabo. El SITAC es un ejemplo de cómo el lenguaje construye realidades, y nos arroja a pensar en nuevos modos de vida, en una nueva cultura.


 [1] La Jornada. Artistas de varios países proponen “una visión realista del mundo más allá del fetiche”. Viernes 10 de febrero de 2012, p. 4. <http://www.jornada.unam.mx/2012/02/10/cultura/a04n1cul>, 01 de Marzo de 2012.
[2] San Agustín de Hipona. Cfr. Confesiones. Xl, 14, 17.
[3] Raqs Media Collective. Escapement. <http://www.raqsmediacollective.net/works.aspx&gt;, 01 de Marzo de 2012.
[4] Cfr Raqs Media Collective. <http://www.raqsmediacollective.net/works.aspx&gt;, 01 de Marzo de 2012.
Anuncios