Amiina

Recuerdo que la primera vez que escuché a este grupo iba al volante y me sacó totalmente del tráfico, con los parabrisas cerrados subí el volumen del radio y dejando atrás el ruido de camiones acelerando, los coches con música que hace retumbar parabrisas ajenos y el escape de una motocicleta que me taladraba el cerebro, dejé sonar esta propuesta musical minimalista bastante llamativa que me transportó directamente a ese limbo entre la infancia y las cosas que no estás seguro si pasaron o no durante ella. Lamentablemente estaba a punto de llegar al lugar al cual me dirigía y a pesar de que iba tarde, ya estacionada esperé unos segundos dentro del auto para escuchar el nombre del intérprete, cosa que fue en vano, porque al escucharlo bajé apresurada y casi corrí porque ya iba en realidad demasiado tarde. El caso es que al llegar saqué un lápiz para anotar el nombre del grupo y más tarde buscarlo en internet, pero para mi desgracia ya lo había olvidado. Así funciona la memoria de teflón.

Por la noche, al llegar a casa, intenté recordar y recordar pero de nuevo fue en vano, solo recordaba algo que rimaba con citocina, guanina, timina, en fin lo único que me quedaba era morir con la duda o buscar obsesivamente en internet hasta encontrar la canción. Así que después de un par de horas navegando por el sitio oficial de la estación de radio, encontré a lo que en aquél entonces se definía como un cuarteto de cuerda formado por cuatro chicas: Amiina.

Originarias de Reykjavik, Islandia, comenzaron a trabajar con esta propuesta de música minimalista desde 1990 en la Academia de Música de Reykjavík, y es en el 2004 cuando presentan su material titulado “animamina”. Integrado por Hildur Ársælsdóttir, Edda Rún Ólafsdóttir, Maria Huld Markan Sigfúsdóttir, Sólrún Sumarliðadóttir, el cuarteto compone música que se pierde entre el folklor y la música oriental presentando una reinvención musical, en donde a base de instrumentos ancestrales como piano, guitarra barroca y eléctrica, sierras musicales, kalimbas, cajas de música, arpas celtas, harmónicas, melódicas, violoncelo, viola, violín, celesta, glockenspiel, cítara, arpa gideon, campanas de recepción, arpas de vidrio y loops de música ambiental electrónica y metalófanos alcanzan un lugar de gran alcance entre la sofisticación y la inocencia. Años posteriores a su álbum debut (Kurr, 2007) se une al cuarteto femenino un par de hombres y continúan haciendo lo suyo ahora como sexteto. Amiina da a conocer su segundo álbum de larga duración en septiembre del 2010: Puzzle.

[vimeo http://vimeo.com/2362765]

Amiina es comúnmente ubicado en medio de la música de Sigur Rós y Bjork, pero realmente no hay mucho que añadir sobre este grupo que reinventa la música con cada material que produce, simplemente hay que dejar que nuestra mente flote en la gravedad cero a la que nos conduce Amiina. 

Ü

Anuncios