La isla de las flores

¿Alguna vez te has preguntado qué pasa con la basura que sale de tu casa? Supones que llega al basurero y ya ¿no? que ahí se queda hasta que se desintegra o que es tratada o reciclada para hacer las bolsas del súper o que es sepultada sin dejar rastro alguno o que es absorbida por un hoyo negro o enviada por la NASA al espacio o probablemente nunca te lo has preguntado y no supones nada. Pues así como no todas las historias de amor terminan en final feliz, no toda la basura tiene el fin ideal, o sea no es reciclada ni tratada para evitar problemas sanitarios.

Este cortometraje empieza con la historia un tomate, el trayecto desde su cultivo, embalaje, distribución, compra, uso y deshecho hasta llegar al basurero y fin, ahí termina. Pero es justo ahí en donde se devela el verdadero punto de la historia.

Filmado en el año 1989 este documental además de ser una crítica social tratada con un humor irónico bastante interesante,  sigue representando realidades de la marginación en la que viven poblaciones enteras, reflejos de un mundo capitalista en donde la globalización no es sinónimo de evolución social, sino de desigualdad entre las personas.

Se dice que el hombre es el único ser vivo que tiene libertad porque es capaz de elegir, pero si esto es cierto ¿por qué entonces existen personas viviendo bajo estas condiciones?.  La libertad o el sistema social en general, son temas que el director Jorge Furtado pone en absoluta cuestión en este documental de 11 minutos.

“Libertad es una palabra que el sueño humano alimenta, que no hay nadie que la explique y nadie que no la entienda.”

Anuncios