Historias en 420 caracteres y unas cuantas ilustraciones

Lou Beach nace en Alemania y se muda a EE.UU a los cuatro años de edad; pasa su juventud en Rochester, New York, en donde asiste a la escuela casi de manera desapercibida si no fuera porque algunos maestros se decepcionan de él por no explotar su “máximo potencial”. Cursa un año de la universidad sin graduarse ni aprender mucho en clase. Un día, tomando un paseo con otro par de hippies natos, decide huir a Califorina y años después en Hollywood trabaja como operador de máquinas, conductor de camiones y empleado de una librería. Es en este último trabajo en donde comienza a involucrarse con el movimiento surrealista y recorre desde libros de arte hasta galerías y museos para finalmente crear arte: collages y ensamblajes. Tras un par de años Lou Beach comienza a ser reconocido por su trabajo y es contratado para crear ilustraciones para portadas internacionales de álbums, revistas y libros.

World Of Men C / 15" x 19" Collage

World Of Men A / 15" x 19" Collage

Spring! / Giclee on archival stock 20" x 14"

Slattern / Giclee on archival stock 11" x 8.5"

Lou Beach / Science and Magic, New York Times 8/21/07

Persistance of Memory

Anonymous Conception. Psst! Ask for Donor 1913*

Durante los últimos años Lou Beach se ha dedicado también a escribir peculiares historias, y es su más reciente trabajo el que marca un nuevo giro en este artista consagrado como ilustrador. En su libro titulado “420 characters“, podemos encontrar una colección de microrrelatos con exactamente 420 caracteres cada uno, especie de pantomima a la restricción de caracteres ya obsoleta del status en Facebook.

I KEEP MY FRIENDS IN A BOX under the bed, categorized and separated, secured by blue rubber bands that originally held broccoli. One day I removed the lid and saw that they had all turned into little bones. I strung them together into a long strand that I looped around and around my neck.

Una ficción surrealista, alternativa, divertida y lírica (finalmente contemporánea), es la experiencia que este libro nos ofrece. Este experimento narrativo en el que las historias contadas juegan con un lenguaje absurdo no llegan a ser redondas, pues como tendencia de la mayoría de los microrrelatos, carecen de un final cerrado, brindando al lector el placer de continuar la historia hasta donde su espacio imaginario le permita.

I WENT TO HIGH SCHOOL WITH THE KING. Well, actually he was a grade ahead, but I’d see him in the halls surrounded by his bodyguards disguised as varsity football players, as if no one knew who he was, for crissakes. He always arrived late and left early, sat alone in the cafeteria. I felt sorry for him and one time approached him at lunch, offered him my sweet roll. He said something in French, then closed his eyes.

El libro podemos encontrarlo publicado por la editorial Houghton Mifflin Harcourt o en la página web 420 Characters: The Short Stories of Lou Beach, en donde los textos pueden incluso oírse narrados. Para conocer más acerca del artista puedes visitar su sitio oficial dando un clic aquí.

*Imágenes cortesía de BSFA.
Anuncios

Un pensamiento en “Historias en 420 caracteres y unas cuantas ilustraciones

Los comentarios están cerrados.